¿Qué es BIM 5D?

29. marzo 2021

Las diferentes dimensiones de CAD - y, por extensión, de Building Information Modeling (BIM) - son algo con lo que muchos arquitectos, ingenieros y contratistas están familiarizados, al menos hasta cierto punto. Aunque para los pioneros de la metodología BIM, el BIM 5D es un área cada vez más interesante, para muchos no está claro qué es BIM 5D.


¿Qué significa que las dimensiones vayan más allá del CAD 2D o el modelado BIM 3D? ¿A qué se refieren las otras dimensiones y cuáles son los beneficios de incorporar más? A continuación se ofrece una breve descripción general de las diferentes dimensiones utilizadas en CAD y BIM, y qué se puede esperar de BIM 5D.

 

CAD 2D

Todos los miembros del sector AEC saben lo que es el CAD 2D: los principales resultados de cada proyecto están formados por dibujos bidimensionales que representan el proyecto propuesto desde distintos ángulos y en diferentes niveles de detalle. Se define un plano y se proyecta sobre él toda la información necesaria para describir el edificio. Para los planos del elemento, es un plano XY, mientras que para las secciones y vistas el plano de proyección tiene un eje Z. En este caso, el diseñador utiliza el CAD como una mesa de dibujo 2D digital y quien ve los dibujos tiene que interpretar cómo se relacionan entre sí para así imaginar el edificio. Los planos de proyección suelen ser planos, pero pueden curvarse a lo largo de un eje y después volverse planos, especialmente a nivel de infraestructura. En los proyectos con metodología BIM, los dibujos 2D siguen desempeñando un papel importante, especialmente cuando se trata de la planificación de la construcción con un alto nivel de detalle geométrico o de la comunicación en la obra.

 

Modelado 3D

Con el modelado 3D, se introduce una tercera dimensión. La geometría 3D ayuda a describir el edificio de forma explícita y no da lugar a malentendidos. Al crear un modelo 3D detallado, ya no es necesario dibujar secciones o alzados de forma individual, como ocurre con CAD 2D, ya que estas vistas se pueden extraer directamente del modelo. Al trabajar con modelado 3D, el espectador puede girar el modelo y verlo desde cualquier ángulo e incluso caminar virtualmente por una casa antes de que se construya. Trabajar en 3D es dar el primer paso hacia las ventajas que ofrece la metodología BIM.

 

BIM 3D

La metodología BIM está basada en modelos. Con Building Information Modeling (BIM), se asigna un significado a cada objeto, como por ejemplo el tipo de objeto («muro»). Así los modelos 3D se convierten en elementos constructivos precisos. Se les puede añadir más información, como el tipo de material o los requisitos de funcionamiento. Esto crea un modelo inteligente que mejora la gestión de datos y la comunicación en los proyectos. BIM también permite la elaboración de informes y el análisis en función de la información contenida en el modelo, como mediciones o parámetros de objetos.

 

BIM 4D

Dependiendo de la aplicación, el modelo BIM se puede vincular a diversas fuentes de datos y servicios externos. Con BIM 4D, el tiempo se añade a las tres dimensiones espaciales (X, Y y Z) de los componentes y se asigna a las actividades de acuerdo a un calendario. Por ejemplo, la fabricación del encofrado de la cimentación sería una de las primeras actividades vinculadas a los componentes del modelo y, por lo tanto, su cuarta dimensión se produciría al principio del calendario de construcción. Usando el tiempo como cuarta dimensión, se puede visualizar el proceso constructivo y medirlo con respecto al modelo constructivo. Con esta información, el proceso de construcción puede planificarse, simularse y coordinarse mejor, incluso cuando hay muchos participantes.

 

BIM 5D

La quinta dimensión que se puede vincular al modelo BIM es el factor coste. Añadir a los componentes del modelo información sobre el coste nos permite crear un perfil de gastos para el proyecto, lo que resulta útil para prever cuánto dinero se necesitará en cada hito. También se puede utilizar como base para la gestión de proyectos, para determinar si el proyecto está en marcha y permitir que se tomen medidas correctivas de inmediato.

 

Los beneficios de la metodología BIM

Ser capaz de ofrecer una gestión precisa del tiempo y los costes basada en datos fácticos usando BIM 4D y 5D son solo dos de los muchos beneficios de BIM. A medida que la metodología BIM siga evolucionando, cada vez más servicios estarán vinculados a los modelos. Sin embargo, en lugar de definir otras «dimensiones», hoy en día los expertos prefieren utilizar los términos «caso de uso» o «método» para evitar malentendidos y apoyar una comunicación clara.

New call-to-action

 

Categoría

  


Más artículos en la sección de Noticias ALLPLAN

Suscríbete a Noticias ALLPLAN:

Solicita tu ALLPLAN Leasing

Categorías

Artículos más leídos