Perspectiva aérea: drones en las obras

9. diciembre 2020

Puede que los VANT —vehículos aéreos no tripulados— (UAV por sus siglas en inglés), se conviertan en algún momento en una parte integral de nuestra vida cotidiana. En el sector de la construcción en especial, los drones con cámaras ofrecen una amplia variedad de aplicaciones, ya que las fotos aéreas que proporcionan no son solo de interés documental. La digitalización del trabajo de construcción hace que el uso de drones también sea muy atractivo en el proceso de planificación 3D, sobre todo durante los inventarios.

Pequeños ayudantes con cámara 

Son pequeños, ligeros, versátiles. Trabajan de forma fiable y económica. Pero, ante todo, son capaces de ver cosas muy interesantes para arquitectos e ingenieros. Los drones recogen y entregan perfiles de terreno y proporcionan medidas para fachadas y superficies de cubierta. Ayudan en el análisis de daños estructurales para la renovación de edificios antiguos. Suministran imágenes de edificios o terrenos existentes para exposiciones. Si están equipados con una cámara termográfica, los VANT también pueden localizar la pérdida de energía. Incluso las áreas de difícil acceso de un edificio se pueden examinar y fotografiar con relativamente poco esfuerzo. Nada escapa a la vista del dron: su cámara de alta resolución proporciona imágenes que se pueden ampliar para reconocer objetos milimétricos.

Volar con un dron por un modelo

Los datos de un vuelo de drones se pueden utilizar en arquitectura de una forma aún más pionera: en la etapa de planificación. Se corrigen las imágenes aéreas y se efectúa una evaluación fotogramétrica. Como resultado se obtienen vistas bidimensionales de partes de edificios o perfiles de terreno. A partir de esto no solo se pueden generar modelos 3D. Las imágenes, junto con otros datos del proyecto, se introducen en el programa BIM. Esto puede proporcionar a todo el que participa en un proyecto argumentos decisivos en la fase de planificación.

 

© Flickr / FaceMePLS; Dron en una obra

Obra con una puesta en marcha difícil

Aunque el proyecto de construcción en Bad Bramstedt, en el estado alemán de Schleswig-Holstein, no empezó con buen pie, el dron pudo reconducirlo. Los planos eran para una casa unifamiliar de 1.300 m2 con piscina integrada, sauna, zona de aparcamiento subterráneo y servicios de construcción apropiados. Además, se planeó un edificio comercial con guardia de seguridad, oficinas, amplios sótanos y un garaje subterráneo para la misma propiedad. El desarrollador hizo especial hincapié en la sostenibilidad, la rentabilidad y la calidad. La planificación de los dos complejos comenzó en noviembre de 2014. Se programó un período de construcción de casi cuatro años. Poco después de empezar y después de los problemas con la firma de ingeniería que se encargó originalmente del proyecto, hubo también un cambio de arquitecto.

Planificación basada en los datos de drones como ayuda para la puesta en marcha

Los nuevos directores de proyecto, los expertos en metodología BIM de CORE architecture (Hamburgo), tomaron el relevo de la construcción del revestimiento del sótano y los restos destrozados de la planificación. Puesto que el diseño original, con una representación tradicional de diseño bidimensional, difícilmente se podía transmitir a los desarrolladores, los arquitectos trabajaron desde el principio con un modelo tridimensional. Al principio, era esencial un inventario de las partes del edificio que ya se habían construido y de la zona circundante, para poder coordinar posteriormente la construcción basada en modelos.

 

Los aviones teledirigidos se utilizaron precisamente para esto. Se midió todo el terreno de obra desde el aire y el resultado de la dimensión se comparó con la planificación en Allplan Architecture. El modelo constructivo 3D no solo mostraba errores en el diseño original, sino que el project manager y el desarrollador también pudieron discutir sobre el efecto de las dimensiones espaciales y otros cambios. Es decir que hubo transparencia en todos los aspectos específicos de la planificación. Con la ayuda de la metodología BIM y la planificación basada en drones, se pudo ahorrar tiempo y costos y se minimizaron los riesgos.

 

© Pixabay / Curriculum_Fotografia, https://pixabay.com/de/drohne-flugdrohne-quadrocopter-3198327/

Reglas en el espacio aéreo

Naturalmente, la libertad aérea no está libre de limitaciones. En nuestro país, el organismo encargado de regular el uso de drones es la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Hay reglas claras para el funcionamiento de los aviones no tripulados. Pero no solo deben respetarse las disposiciones legales vigentes en materia de tráfico aéreo; tanto la ley de derechos de autor y protección de datos, como los derechos de propiedad y personales de terceros, también limitan el uso de aviones teledirigidos con cámaras. Además, si los bienes privados sobrevuelan a una altura demasiado baja, o demasiado a menudo, y perturban al propietario, esto podría incluso justificar un requerimiento judicial.

 

El uso de drones en las obras de construcción tiene un gran potencial. Cuanto más avanza la digitalización de los procesos constructivos, mejores razones existen para que las empresas de arquitectura e ingeniería optimicen su planificación con la metodología BIM con datos adicionales.

New call-to-action

Categoría

  


Más artículos en la sección de Noticias ALLPLAN

Suscríbete a Noticias ALLPLAN:

New call-to-action

Categorías

Artículos más leídos